Home

La asociación en tecnologías emergentes DRAC (Designing RISC-V-based Accelerators for next generation Computers), diseñará, verificará, implementará y fabricará un procesador de propósito general de alto rendimiento que incorporará diferentes aceleradores basados ​​en la tecnología RISC-V, con aplicaciones específicas en el campo de la seguridad, la genómica y la navegación autónoma. RISC-V es un conjunto de instrucciones de arquitectura abierta definida por la Fundación RISC-V. Esta fundación ha atraído a más de 100 instituciones internacionales, incluidas universidades, centros de investigación y empresas de todo el mundo. RISC-V es modular y extensible a la que se le pueden incorporar múltiples aceleradores al diseño.

 

Iconos de seguridad, genómica y navegación autónoma

 

DRAC desarrollará un procesador RISC-V de propósito general fuera de serie que superará a los actuales y futuros en términos de procesadores de diseño. Además, DRAC diseñará el soporte de hardware requerido para acelerar tres dominios de aplicaciones emergentes: seguridad, medicina de precisión y navegación autónoma.

  • Diseñar un procesador seguro es un desafío, especialmente si consideramos la llegada futura de ordenadores cuánticos que harán vulnerables los esquemas criptográficos implementados en los procesadores actuales. Las cargas de trabajo de la medicina de precisión prevalecerán en el futuro.
  • El análisis de medicina de precisión a nivel de población requiere una gran potencia de cálculo. Ser capaz de realizar estos cálculos de manera más rápida y eficiente permitirá que la medicina de precisión se convierta en una realidad en un futuro cercano.
  • Finalmente, con la llegada de los coches autónomos, los coches estarán equipados con procesadores más potentes. Reducir la potencia y el coste de estos procesadores es fundamental para que los autos autónomos lleguen al mercado en un futuro cercano.